12-06-2024
"Crisis de la 'seguridad' en la Provincia de Buenos Aires, un punto de vista para repensar la cuestión"
Por Mario Rafael Ruiz (*).-

Nuestros mediocres dirigentes creen que el problema de la seguridad est√° en comprar m√°s patrulleros, colocar c√°maras de seguridad. 

Degradaci√≥n cultural, anomia pol√≠tica, desastre econ√≥mico, corrupci√≥n generalizada. En una Provincia inmensamente rica, 50% de pobres e indigentes. M√°s de 2500 civiles muertos en el Conurbano bonaerense en los √ļltimos a√Īos y m√°s de 50 agentes de seguridad asesinados a mansalva, grandes √°reas geogr√°ficas fuera de control, villas atestadas de drogas, √°reasrurales libradas al amparo de Dios, contaminaci√≥n por cohecho, compra de voluntades degrandes sectores del Estado y el clamor social pidiendo que alguien se haga cargo de laca√≥tica situaci√≥n socio-econ√≥mica, no son m√°s que el reflejo de una realidad cotidiana, quenos duele como bonaerenses. Este es el √©xito de nuestra "Clase Dirigente" desde 1983. Cuarenta a√Īos de destrucci√≥n de los cimientos culturales de la Naci√≥n. Los resultados est√°n a la vista.

Y, ¬Ņpor qu√© hemos llegado a esta situaci√≥n terminal, escandalosa? Sencillamente porque nos han gobernado hombres mediocres. Transculturizados e ideologizados mediocres.Nuestros dirigentes no entienden la naturaleza de las cosas. Carecen del m√≠nimo sentido com√ļn. La ideolog√≠a mat√≥ a la Pol√≠tica y los negocios bastardos al Bien Com√ļn. Pueden mirar, pero no ven. Pueden apreciar, pero no sienten.

El narcotr√°fico, la corrupci√≥n y la violencia consecuente, ha debilitado al Estado en todos sus planos, feudalizando a sus Instituciones. Los casos, en Am√©rica Latina, son abrumadores. M√©xico (con m√°s de 140.000 muertos) Bolivia, Per√ļ, Colombia, Venezuela,Brasil, Paraguay, Ecuador. Miles de muertos, √°reas geogr√°ficas sin soberan√≠a estatal,violencia, corrupci√≥n generalizada, falta de inversi√≥n, desocupaci√≥n, pobreza, hambre ydesnutrici√≥n. Solamente con un sano y s√≥lido Estado, Argentina podr√≠a haber quedado al margen de √©sta realidad. Pero nuestras instituciones est√°n destruidas, malversadas ydecadentes, gracias a hombres mediocres que han optado por hacer ideolog√≠a barata,extempor√°nea y superflua, por resentimiento o por ignorancia.

Del análisis de la situación actual de nuestra querida Provincia de Buenos Aires. He expresado que el eje de la maniobra del crimenorganizado se realiza a través de tres vertientes operativas: el acceso a las redes de poder,el capital y la violencia. El narcoterrorismo en América Latina ha utilizado estas vías demodo similar en todos los países. Siempre en forma planificada, a fin de controlar ydominar a los poderes políticos de turno.

Mientras tanto, nuestros mediocres dirigentes creen que el problema de la seguridad está en comprar más patrulleros, colocar cámaras de seguridad. Todo comentario parece obvio ante el propio drama sin sentido, ante tanta sangre vertida adiario en nuestras calles, de gente inocente. Nuestros gobernantes, carentes de la idoneidadexigida por la Constitución, (hemos tenido Ministros de Defensa médicos y Ministros deSeguridad antropólogos) no parecen entender la gravedad de la situación que nos aplasta.

La Paz de la Naci√≥n est√° en riesgo y sus √ļnicas preocupaciones est√°n circunscriptas almarco de una ideolog√≠a extempor√°nea y de sus seguidores, que siempre divide, corrompe,debilita y nunca aglutina, nunca construye. La salvaje lucha facciosa dentro del partidogobernante, no hace m√°s que agravar la ya de por s√≠ penosa realidad de millones deargentinos que contemplan at√≥nitos y asombrados las rid√≠culas contradicciones que a diarionos regalan las m√°ximas autoridades de nuestra decadente Argentina.

El Gran Buenos Aires y otras zonas del pa√≠s, se han convertido, por obra y gracia de la"corrupci√≥n pol√≠tica y dirigencial", en una gigantesca √°rea geogr√°fica donde sobrevivenpenosamente millones de personas, SIN ESTADO. All√≠ ninguna Instituci√≥n cumple su rolb√°sico. ¬ŅEsperaremos llegar al estadio terminal mexicano para tomar alguna medidacoherente y responsable? De no mediar la inmediata instrumentaci√≥n de una Estrategia deSeguridad Nacional y de un Planeamiento Estrat√©gico Integral, que abarque a todos losfactores del poder nacional: pol√≠tico, econ√≥mico, psico-social, militar y tecnol√≥gico, lasituaci√≥n ser√° insostenible. Y el Estado Fallido una dram√°tica realidad.

El drama de la guerra civil o "Guerra Social" ser√° el paradigma del conflicto en siglo XXI,en nuestra regi√≥n. Debemos evitarlo. Hemos vivido gran parte de nuestra historia en guerrainterna, nos hemos desangrado in√ļtilmente y no hemos aprendido de nuestra historia.

Vivimos en una compleja triple posguerra de pugnas peleadas en los √ļltimos 60 a√Īos y ninguna de ellas ha sido explicitada, asimilada o superada. No aprendimos a aprender. La ideolog√≠a ha reemplazado entre nosotros a la Pol√≠tica y hoy pagamos con sangre en lascalles dicho desprop√≥sito, dicho desconcepto. Nuestra debilitada cultura busca en los otrosla causa de la propia ineptitud dirigencial. La evasi√≥n, por transferencia deresponsabilidades, es un mal end√©mico de nuestros extraviados gobernantes. Escuchar susdiscursos es una prueba elocuente de ello y nuestros ciudadanos parecen anestesiados por ladesinformaci√≥n, en particular aquellos que habiendo recibido educaci√≥n superior, carecende capacidad de an√°lisis de la realidad que padecen diariamente.

Aprendamos de la dramática experiencia de nuestros hermanos iberoamericanos yentendamos el proceso civilizatorio en curso. Desde hace medio siglo viven ensangrentadospor el terrorismo ideológico y las drogas, tratando de encontrar una salida realista a laguerra civil.

El a√Īo pasado el Presidente colombiano solicit√≥ a los mandatarios de Am√©ricaLatina queefectivicen concretamente su rechazo al narcoterrorismo, en todas susmanifestaciones. Obtuvo muy pocas respuestas. Algunos de sus vecinos y otros m√°slejanos, est√°n ocupados, no est√°n, no contestan. Est√°n tratando de recrear el sue√Īo de una Internacional Socialista Latinoamericana, junto a los herederos de Fidel y a espaldas de susmandantes, Foro de SanPablo mediante.Y lo que est√° en juego son los valores de nuestraconstituci√≥n de 1853. Es decir, La Libertad como principio rector de toda la sociedad.

En las calles de nuestro pa√≠s se percibe, tristeza, pesadumbre, desesperanza, fastidio,bronca. La violencia remplaz√≥ al trabajo genuino y la d√°diva planera al esfuerzoconstructivo. El delito y la desintegraci√≥n social son denominador com√ļn.

En los √ļltimostiempos los m√°ximos responsables de la Seguridad P√ļblica en la provincia de Buenos Airesy especialmente en Rosario admitieron abiertamente su propia derrota: "Con nuestrosmedios no podemos controlar la situaci√≥n". El auxilio de una fuerza federal es lamanifestaci√≥n m√°s acabada de la p√©rdida de poder de esas "administraciones" provinciales,s√≥lo por tomar dos ejemplos. Los casi 90.000 miembros de la polic√≠as de esas dosprovincias no fueron capaces, "per se", de encauzar la situaci√≥n. No tuvieron, ni tienenunaDoctrina de Seguridad actualizada para enfrentar al Crimen Organizado ni sus nefastasconsecuencias. Ayer y hoy carecen de "voluntad pol√≠tica" para alcanzarlos ni losconocimientos adecuados tomando la experiencia internacional.

No hay objetivos a corto,mediano y largo plazo, no hay liderazgo, equipos id√≥neos, cohesi√≥n espiritual de lasfuerzas, sistema judicial acorde a los tiempos que corren donde la tecnolog√≠a acelera elritmo del tiempo, y por ende la toma de decisiones. No hay ni hubo respaldo pol√≠tico, nijudicial, ni medi√°tico, al accionar integral de fuerza. Todo se hace por reacci√≥n yextempor√°neamente. Todo es parcial, secundario y superficial. Todo est√° en manos demediocres. Y los resultados est√°n a la vista. La profunda y a√Īeja crisis cultural, se torn√≥pol√≠tica, y por ende econ√≥mico y social. La mediocridad reemplaz√≥ al m√©rito.

(*) Licenciado y Analista  en Seguridad con posgrado en Pol√≠ticas P√ļblicas. Profesor adjunto de las materias Planeamiento para la Seguridad y Teor√≠a de la Decisi√≥n en la carrera de Licenciatura en Seguridad Universidad Cat√≥lica La Plata.

Nota de análisis y opinión de 29 de mayp de 2023 para Cadena BA.