23-05-2022
LA "GESTAPO" DE CAMBIEMOS
Mesa judicial: citarán a Villegas tras las declaraciones de Conte Grand
Los diputados Tailhade y Moreau adelantaron la citación del exministro de María Eugenia Vidal  tras tomar declaraciones al procurador en la subcomisión bicameral de inteligencia del Congreso. "Las palabras de Conte Grand fueron poco convicentes", resaltaron.

El procurador general bonaerense Julio Conte Grand intentó desvincularse de la mesa judicial destinada a armar causas contra sindicalistas con argumentos "poco convincentes", según los parlamentarios oficialistas que lo escucharon este jueves cuando expuso ante la subcomisión de la Bicameral de Inteligencia del Congreso. Los integrantes de la subcomisión parlamentaria además anunciaron que citarán al exministro de Trabajo bonaerense durante la gestión de la exgobernadora María Eugenia Vidal, Marcelo Villegas, quien dijo en una reunión en 2017 que le hubiera gustado tener "una Gestapo" para controlar gremialistas.

Los diputados oficialistas Rodolfo Tailhade y Leopoldo Moreau calificaron este jueves de "poco convincentes" las declaraciones del procurador general bonaerense Julio Conte Grand ante la subcomisión bicameral de Inteligencia del Congreso, quien trató de desligarse de la mesa judicial destinada a armar causas contra sindicalistas, y anticiparon que citarán al exministro de Trabajo provincial Marcelo Villegas, quien dijo que le gustaría tener "una Gestapo" para controlar a los gremialistas.

Los legisladores formularon declaraciones luego de la exposición de Conte Grand, que intentó desvincularse de los hechos y prometió "enjuiciar" a los fiscales eventualmente implicados en esas maniobras, pero se retiró del anexo del Senado sin formular declaraciones, pese a que se había anticipado que iba a dialogar con los periodistas.

Moreau dijo que "pudimos corroborar que en esa reunión en el Banco Provincia el ministro Villegas efectivamente involucró de manera directa a la Procuración y al Procurador en particular. Conte Grand negó el involucramiento y aseguró que no se hacía cargo de los dichos de Villegas".
"A raíz de los dichos de Conte Grand se confirma que fiscales del Ministerio Público han tenido vínculo con los servicios de inteligencia para el armado de causas y queda pendiente dirimir lo que dijo el exministro por un lado y lo que dijo el procurador por el otro. Porque, insisto, uno de los dos falta a la verdad", Destacó que por ese motivo "vamos a citar al exministro Marcelo Villegas para el miércoles próximo".
Moreau también señaló que no fueron convincentes las declaraciones de Conte Grand sobre su teléfono encriptado y señaló que "ningún otro procurador provincial, ni siquiera el nacional, tiene teléfono encriptado de la Agencia Federal de Inteligencia (AFI)". "Conte Grand no sólo no pudo dar ninguna explicación, sino que quedó en claro que formaba parte de un grupo privilegiado que contaba con esa herramienta vaya a saber para qué", sostuvo Moreau.

En tanto, Tailhade dijo a los periodistas que "nos limitamos a hacer preguntas sobre su función y la relación con la Agencia Federal de Inteligencia" y señaló que "no reconoció nada a pesar de las evidencias".

"La articulación de los servicios de espionaje con los fiscales generales es vasta. Los fiscales generales de cada distrito son los que tienen relación directa con el procurador, es muy difícil creer que no sabía del vínculo con la AFI".

Dijo que al ser consultado por la participación de fiscales en el armado de causas Conte Grand "prometió enjuiciar a los fiscales implicados", pero resaltó que "las palabras de Conte Grand no fueron convincentes".


Al ingresar a la reunión que se extendió por mas de tres horas, Conte Grand dijo que "vengo a responder pero no sé cuáles serán las preguntas que me van a formular. Cuando termine voy a hacer declaraciones".

Fuentes parlamentarias señalaron que Conte Grand expuso ante la subcomisión de la Bicameral de Inteligencia del Congreso en una reunión que contó además con miembros de la Comisión compuesta por integrantes de ambas cámaras. Por ello estuvieron Moreau, Tailhade, el senador del Frente de Todos Mariano Recalde, el jefe de la bancada de diputados del Pro, Cristian Ritondo, y el diputado radical Miguel Bazze. El peronista Eduardo Valdés (integrante de la subcomisión) no asistió porque viajó Honduras, acompañando a la vicepresidenta Cristina Kirchner a la asunción de la nueva presidenta de ese país, Xiomara Castro.
La investigación
La subcomisión lleva a cabo una investigación a partir de la difusión de un video en el cual se registra una reunión celebrada en junio de 2017 en la sede porteña del Banco Provincia, donde funcionarios de la entonces gobernadora Vidal, agentes de inteligencia y empresarios mantuvieron un encuentro en el que supuestamente analizaron la conformación de una mesa judicial para armar causas contra organizaciones sindicales.

En ese encuentro, donde también estuvo presente el intendente de La Plata, Julio Garro, el entonces ministro de Trabajo Villegas, le manifestó a los presentes sus deseos de contar con "una Gestapo" -la policía política del régimen nazi- para perseguir a los gremios, y aseguró además que la Procuración -a cargo de Conte Grand- estaba al tanto de las maniobras que debían orquestarse desde esa mesa judicial para armar causas contra los dirigentes sindicales.

El procurador bonaerense decidió no asistir al Congreso el pasado 18 de enero, cuando debía presentarse por primera vez, y ofreció responder por escrito las consultas de los legisladores de la subcomisión. Sin embargo, desde este grupo parlamentario que integran Tailhade, Valdés y Bazze rechazaron esa posibilidad. 

En base a una serie de testimonios, los integrantes de la subcomisión investigan si la reunión de junio de 2017 en el Banco Provincia se concretó a pedido de la Gobernación que encabezaba Vidal. El miércoles declaró ante la subcomisión la exfuncionaria del Banco Provincia (Bapro) Emilia Jaime, quien admitió que a pedido del extitular de esa entidad Juan Curuchet reservó la sala para la reunión de la "mesa judicial" de 2017. 

Fuentes parlamentarias explicaron que Jaime dijo que se dedicaba, entre otras funciones como secretaria de Curuchet, a "mandar los mails para reservar los lugares para determinadas reuniones con lo cual confirmó la información que surgió de los mails donde pide por tres días la sala de multiuso en la cual se grabó esa reunión". 

Los voceros señalaron que la exfuncionaria dijo que solo "cumplía ordenes de Curuchet" y que solo estuvo en sus funciones en el Banco Provincia con ese funcionario ya que luego se retiró de la institución.