09-12-2019
eligir el club de barrio
La matrícula de Defensores de Banfield creció un 650%
En 4 años, la matrícula de socios de Defensores creció un 650%. Los vecinos ayudaron a superar la crisis de 2009. La historia del club es muy similar a la que narra la película "Luna de Avellaneda".
Los chicos hacen amigos, los padres observan mientras sus hijos se divierten y los directivos escapan a todo protocolo.

Pero hay una diferencia insalvable entre ambas instituciones: Luna de Avellaneda desapareció y el Defe creció como nunca luego de un difícil momento: en 4 años, el padrón de socios pasó de 350 a 2.500 afiliados, lo que equivale a un aumento del 650%.

En 2009, el club ubicado en José María Penna 1610 presentó la convocatoria de acreedores para enfrentar los problemas económicos y superar la situación financiera que lo agobiaba.

Juicios civiles y laborales y deudas por el incumplimiento de pagos de impuestos provocaron que la Justicia determinara una fecha de remate.

A partir de ese momento crítico, la institución salió a flote gracias a la colaboración incansable de los socios y de la comisión directiva, indica el portal launion.com.ar.

Para juntar fondos y afrontar los gastos, los fanáticos del Defe organizaron bailes para los más grandes y los más chicos, festejos por el Día del Niño y el 25 de Mayo, sortearon un auto y una moto y vendieron placas con los nombres de los asociados.
 
Los resultados
 
El trabajo comunitario comenzó a dar sus frutos y en 2012, después de 30 años, el club volvió a tener superávit, lo que le permitió comprar material deportivo y proyectar obras de refacción en las instalaciones.

El compromiso de los dirigentes ha sido uno de los motores de la recuperación institucional del Defensores de Banfield.

Marina Lesci es la presidenta, pero sobre todo, una apasionada más del club. "Yo no soy objetiva, yo me crié acá y por eso, a los 23 años, se me ocurrió ser presidenta. Estoy en mi tercer mandato (duran dos años) y anteriormente fui vocal y secretaria. El Defe es una familia", agregó.

De esta manera, el Club Defensores les ganó a todos los obstáculos que se le presentaron, pero lo más importante es que les demostró a los vecinos que la película de un club de barrio puede tener un final feliz.
 
Actividades
 
Los vecinos pueden practicar varios deportes en el Defe: handball y volley femenino y masculino, básquet, artes marciales, pelota paleta, gimnasia artística femenina y masculina, natación, escuela de fútbol, yoga, danza y ajedrez.