24-10-2014
hace siete meses
Guido Carlotto recibió a una madre que lucha por recuperar a sus tres hijos
El Secretario de Derechos Humanos de la Provincia mantuvo una reunión con Andrea Vázquez, madre de tres chicos de 3, 10 y 12 años que fueron arrebatados de su casa en un operativo policial hace siete meses.
Desde entonces, Vázquez no tiene contacto con sus hijos debido a una resolución del Tribunal de Familia Nº 3 de Lomas de Zamora que suspende el vínculo materno-filial.

Carlotto expresó a Vázquez el respaldo de la Secretaría, y subrayó que se agotarán todas las instancias institucionales para propiciar la inmediata restitución de los chicos a su mamá.

La Secretaría de Derechos Humanos, a través de su Dirección Provincial de Protección, mantuvo dos reuniones con Vázquez y su abogado, en septiembre de 2012 (comunicación con el Servicio Zonal de Lomas y presentación para ver la causa) y febrero de 2013 (presentación en la oficina de control disciplinario de la Corte provincial ante el accionar del Tribunal de Familia Nº 3 de Lomas que vulnera los derechos de los hijos de Vázquez; presentación en la Asesoría de Menores e Incapaces expresando la necesidad de revinculación y reconstrucción del vinculo materno-filial).

En septiembre de 2012, el padre de los chicos presentó una medida cautelar para la reversión de tenencia y el Tribunal resolvió a su favor, contradiciendo un informe del Servicio Zonal de Almirante Brown que había informado que, de mantener ese régimen de visitas (del que surgieron denuncias de violencia contra el padre, que pasaba a buscar a los chicos por una comisaría) se vulneraría los derechos de los niños.

"La reversión del régimen de visitas a favor del padre ya vulnera los derechos de los chicos", afirmó Carlotto y agregó "el posterior operativo para arrebatarle los hijos a la madre se hizo sobre la base de prácticas que no se condicen con el Estado de derechos".   

El Tribunal autorizó el uso de la fuerza pública para sacar a los niños del hogar y centro de vida donde convivían con su madre. Asimismo, se resolvió el impedimento de contacto, la prohibición de acercamiento de la madre y la familia materna a un radio de 500 metros a modo de perimetral.

"No existe razón grave fundada para no permitir el vinculo con la madre, vulnerando el derecho de los niños a su familia y al crecimiento junto a ella", sentenció Carlotto.



PI Global Media